Nos hicieron creer que el ''gran amor''
solo sucede una vez, generalmente antes de los 30 años. No nos contaron que el amor no es accionado ni llega en un momento determinado.
Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad.
No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en las espaldas, la responsabilidad de completar lo que nos falta.
Nos hicieron creer en una formula llamada ''dos en uno'': dos personas pensando igual, actuando igual, que era eso lo que funcionada. No nos contaron que eso tiene nombre: anulacion.
Que solo siendo individuos con personalidad propia, podremos tener una relacion saludable.
Nos hicieron creer que el casamiento es obligatorio y que los deseos fuera de termino deben ser reprimidos. Nos hicieron creer que los lindos y flacos son mas amados. Nos hicieron creer que solo hay una formula para ser feliz, la misma para todos, y los que escapan de ella estan condenados a la marginalidad.
No nos contaron que estas formulas son equivocadas, frustran a las personas, son alienantes, y que podemos intentar otras alternativas. AH! Tampoco nos dijeron que nadie nos iba a decir todo esto.. cada uno lo va a tener que descubrir solo. Y ahi, cuando estes muy enamorado de ti, vas a poder ser muy feliz y te vas a enamorar de alguien.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Llueve

Afuera llueve. Y cuando llueve a uno le pasan dos cosas: o se alegra y disfruta del momento, del placer que le produce ver la lluvia por la ventana y sentarse a mirarla y escuchar canciones tristes, sabiendo que en algún momento tiene que parar; o, se angustia, se pone mal y no entiende por qué, porque siempre que llovió paró, y aún así está en un rincón, paralizado por el miedo, con la certeza de que en algún momento se va a terminar pero con la incertidumbre de no saber cuándo. A veces el tiempo nos juega en contra, no sabemos distinguir si eso que tanto queremos lo queremos por capricho, porque en el momento nos gustó, nos encariñamos y creemos que lo necesitamos o porque pensamos, simplemente, que el momento es AHORA. Y muchas veces, pasa, que la vida nos dice: no, no es ahora, y uno no lo entiende, no quiere entenderlo quizás, y después ya es muy tarde. 
A veces la lluvia esta ahí solo para demostrarnos que si no existiera, nunca nos daríamos cuenta de lo importante que es el sol , y que no importa cuánto llueva. El siempre va a estar ahí, escondido, pero está.

2 comentarios:

  1. Josefina que bien expresado el contenido de la entrada, es cierto el sol siempre esta y supongo que depende de uno como se toma a la lluvia, hasta puedes bailar bajo ella o amargarte.
    besos

    ResponderEliminar