Nos hicieron creer que el ''gran amor''
solo sucede una vez, generalmente antes de los 30 años. No nos contaron que el amor no es accionado ni llega en un momento determinado.
Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad.
No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en las espaldas, la responsabilidad de completar lo que nos falta.
Nos hicieron creer en una formula llamada ''dos en uno'': dos personas pensando igual, actuando igual, que era eso lo que funcionada. No nos contaron que eso tiene nombre: anulacion.
Que solo siendo individuos con personalidad propia, podremos tener una relacion saludable.
Nos hicieron creer que el casamiento es obligatorio y que los deseos fuera de termino deben ser reprimidos. Nos hicieron creer que los lindos y flacos son mas amados. Nos hicieron creer que solo hay una formula para ser feliz, la misma para todos, y los que escapan de ella estan condenados a la marginalidad.
No nos contaron que estas formulas son equivocadas, frustran a las personas, son alienantes, y que podemos intentar otras alternativas. AH! Tampoco nos dijeron que nadie nos iba a decir todo esto.. cada uno lo va a tener que descubrir solo. Y ahi, cuando estes muy enamorado de ti, vas a poder ser muy feliz y te vas a enamorar de alguien.

domingo, 26 de agosto de 2012

Y aunque alguien me advirtió, nunca dije que no, y ahora tengo que esconder las heridas

Todos tenemos, queramos aceptarlo o no, nuestros fantasmas del pasado que no nos dejan ser. Cosas que nos pasaron o hicimos, personas que conocimos y quisimos, o abandonamos o lastimamos.. No importa que sea, pero todos tenemos ese momento a la noche antes de dormirnos en el que pensamos en ese fantasma que nos carcome la cabeza durante el dia y nosotros no dejamos que se suelte para no lastimarnos. Ese fantasma que aparece a la noche, casi inconscientemente y nos persigue hasta que nos quedamos dormidos, rogando que lo dejemos entrar. Buscamos la manera de evitarlo para que desaparezca pero esta ahi, siempre esta ahi, esperando el momento exacto para aparecer y hacernos mierda. No podemos castigarnos por un fantasma, por algo que hicimos mal, por algo que hicimos a destiempo, por alguien a quien lastimamos, por alguien que quisimos y no nos quiso, no podemos castigarnos por sentir lo que alguna vez sentimos, por actuar de una manera cuando deberia haber sido otra. No hay fantasma que no podamos recordar. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario